Efeméride: Día Nacional del Trabajador Social

El trabajo social, dirigido a los sectores más vulnerables

Los profesionales en la materia cumplen compromisos educativos y de gestoría

Los efectos más relevantes derivados de la emergencia sanitaria por la Covid-19 se relacionan con la distribución del ingreso en los hogares y la profundización de la pobreza y la desigualdad en la nación, que ya presentaban cifras elevadas. La labor de los trabajadores sociales es fundamental en los esfuerzos por revertir esta situación, afirmaron Nelia Tello Peón y Aída Imelda Valero Chávez.

Las académicas de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) señalaron que estos profesionales son sinónimo de cambio y transformación, promueven activamente el desarrollo y potencial de las personas, y son conocedores, de primera mano, de la realidad social.

Ante las crisis sanitaria y económica actuales, que generan una situación compleja en el país (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), son capaces de analizar esa realidad para interpretarla y proponer estrategias de intervención, dijo Tello Peón.

Con motivo del Día Nacional del Trabajador Social, que se conmemora el 20 de agosto, recordó que desde su surgimiento como licenciatura, en octubre de 1973, esta actividad ha estado ligada al crecimiento y desarrollo de las instituciones del Estado y a la política social dirigida a los sectores menos favorecidos o en situación de vulnerabilidad.

Estos profesionales son sinónimo de cambio y transformación, promueven activamente el desarrollo y potencial de las personas, y son conocedores, de primera mano, de la realidad social

“Nos preparamos para intervenir en ese ámbito, que muchas veces puede diluirse en todo y en nada, pero finalmente es el sustento de todas las relaciones y la organización de las comunidades. Todos los conflictos sociales son parte de nuestras ocupaciones”, puntualizó la exdirectora de la ENTS.

Esta profesión no es una labor de buen corazón, sino un quehacer que satisface las necesidades de una colectividad con muchas carencias, que se vinculan a una serie de problemas políticos y económicos que se traducen en un trato de desigualdad que se incrementa cada vez más. En esta situación de crisis sanitaria, la desigualdad es uno de los fenómenos que se verán más agudizados, resaltó.

Responsabilidad social

En ese sentido, Valero Chávez comentó que los trabajadores sociales tienen una esencial función orientadora. “Durante años se nos veía como el personal que daba las fichas, que fijaba las cuotas, que ponía los peros para no proporcionar el servicio en una institución. El trabajador social va más allá: Somos un vínculo importante en cualquier institución, con un papel educativo y de gestoría”.

Su fortaleza radica en el compromiso y la capacidad de empatía hacia los problemas colectivos. “Antes, la formación académica nos daba la posibilidad de tener una visión integral y global de esos conflictos”, subrayó la profesora-investigadora.

Hoy en día, a casi medio siglo de formar especialistas integrales, de la ENTS surgen egresados capaces de hacer el diagnóstico de las referidas problemáticas y de construir estrategias de intervención que conduzcan a su solución.

“Partimos de una preparación completa y dinámica, nos actualizamos constantemente; esa es otra de nuestras características”, abundó.

Con el Día Nacional del Trabajador Social se busca reconocer profesionalismo, compromiso y contribución, pues muchas veces a ellos se les percibe sólo como un apoyo. Esta labor significa una serie de acciones que tienen una intencionalidad racional, propia y que están fundadas en el conocimiento, resumieron las universitarias.

También podría gustarte