Cátedra Unesco de Derechos Humanos

Fortalecen acciones en pro de la mujer

Hay varios esfuerzos de la academia para integrar temas de género en los planes de estudio universitarios

Foto: Fernando Velázquez.

En la UNAM seguiremos trabajando en la conformación y diseño de una política institucional de género. Hay muchos retos por delante, pero hemos avanzado en temas que antes no se visibilizaban, afirmó Leticia Cano Soriano, directora de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS).

Al participar en la inauguración del foro La CEDAW y sus Recomendaciones. Cumplir para Avanzar en los Derechos de las Mujeres, organizado por la Cátedra Unesco de Derechos Humanos, a cargo de Gloria Ramírez Hernández, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), Cano resaltó que las violencias, en particular la de género, son inaceptables.

“En las entidades académicas necesitamos especialistas que acompañen a nuestras comunidades y a personas que han sido afectadas, y tener sanciones claras. Por ello, la ENTS cuenta con un grupo de especialistas (psicólogas, trabajadoras sociales y abogadas) que dan un acompañamiento integral.”

En el Auditorio Pablo González Casanova, recomendó trabajar en la prevención, y sugirió atender el nivel formativo, como lo hizo la ENTS con planes y programas de estudio que incorporan este tema. “Después de 10 años de evaluación, la Escuela ha concluido la modificación de su plan de estudios de licenciatura, donde los temas de equidad de género, violencia de género, diversidad e inclusión están presentes”.

La Universidad Nacional seguirá trabajando en la conformación y diseño de una política institucional de género. Hay muchos retos por delante, pero se ha avanzado en temas que antes no se visibilizaban”

La CEDAW

La Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en ingles) es el instrumento internacional más amplio sobre los derechos humanos de las mujeres y niñas, adoptado en forma unánime por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1979 y ratificado por México el 23 de marzo de 1981.

Su comité reconoció los avances del país en materia legislativa y los esfuerzos emprendidos por el gobierno para garantizar la no discriminación hacia las mujeres, así como la igualdad de oportunidades por medio de la reforma de diversas leyes mexicanas y la elaboración de programas nacionales. Asimismo, expresó su preocupación en torno al contexto de violencia e inseguridad que se vive en el país, derivado de factores como la delincuencia organizada.

Por ello, el comité formuló nuevas recomendaciones que servirán de base para las acciones y políticas que deberán emprenderse en materia de prevención y erradicación de este tipo de violencia en los próximos años. En ellas se detallan acciones específicas en materia de empleo, educación, participación en la vida política y pública, trata de personas, violencia de género, estereotipos, acceso a la justicia y salud.

En el foro universitario, Gloria Ramírez mencionó varios esfuerzos de la academia para integrar temas de género en los planes de estudio universitarios.

La docente impulsó la inclusión de materias sobre la perspectiva de género en sus planes curriculares y apoyó que el feminismo sea un campo de conocimiento. Ha sido precursora en introducir los derechos humanos y la transversalidad del género en el currículum universitario, así como en diversos proyectos de investigación en varias instituciones de educación superior del país.

También podría gustarte