Juan Antonio Cruz presentó su primer informe

Proceso de cambio firme y constante en Filosóficas

En el Instituto se consolidaron las formas de trabajo a distancia, se reanudaron seminarios, talleres, congresos, simposios, resaltó

Gestión con perspectiva de género. Foto: Víctor Hugo Sánchez.

El Instituto de Investigaciones Filosóficas (IIFs) ha iniciado un proceso de transformación con paciencia, prudencia y sin premura, pero con paso firme y constante, aseguró su director Juan Antonio Cruz Parcero, al rendir su primer informe de labores correspondiente al periodo 2020-2021.

En ceremonia virtual, destacó que como parte de su programa de trabajo se comprometió a incorporar la perspectiva de género en las funciones que realiza la entidad académica. “Al inicio de mi administración el rechazo a la violencia de género se colocó dentro de una de sus prioridades. En marzo, quedó formalmente constituida la Comisión Interna para la Igualdad de Género”.

Ante la coordinadora de Humanidades, Guadalupe Valencia García, directores de diversas entidades universitarias, miembros de la Junta de Gobierno y de la comunidad académica del Instituto, señaló que derivado de la pandemia “llevamos más de 19 meses de condiciones especiales de trabajo a distancia, y sólo en los últimos meses, con el semáforo verde, hemos empezado un regreso gradual y escalonado a actividades presenciales.

“Debemos seguir tomando precauciones, en tanto tengamos semáforo verde con índices de contagios a la baja, como ha ocurrido en las últimas semanas, hagamos eco de la invitación del rector a retomar las actividades presenciales de forma paulatina y gradual, pero decidida”.

Resaltó que en la entidad se consolidaron las formas de trabajo a distancia, se reanudaron seminarios (incluidos los de investigadores y el de estudiantes asociados), talleres, congresos, simposios, etcétera, mediante plataformas como Zoom y Webex.

También, expuso que la planta académica del IIFs está constituida por 42 investigadores y un profesor, dos de ellos son eméritos del SNI, 15 Nivel III, 13 en Nivel II; 12 en Nivel I, y un candidato. Así como 17 técnicos académicos. Además, de que varios de ellos recibieron diversos premios y reconocimientos.

Comentó que todos los proyectos con financiamiento continuaron su desarrollo. En 2021 se aprobaron tres nuevos proyectos PAPIIT y para el 2022, cinco más ya fueron aprobados.

Además, abundó, el acervo de la Biblioteca Eduardo García Máynez se incrementó con 343 títulos nuevos, para sumar un total de 42 mil 138; se renovaron 59 suscripciones de revistas impresas y se cuenta con el acceso en línea a 148 títulos de revistas especializadas en Filosofía.

Asimismo, los recursos digitales han sido fundamentales durante la pandemia, se adquirieron 357 libros electrónicos de las colecciones de filosofía y de ciencia política de Oxford University Press. Se renovaron las suscripciones de Oxford Handbook Online Philosophy y de Rutledge Encyclopedia of Philosophy, con el apoyo de la Dirección General de Bibliotecas y Servicios Digitales de esta casa de estudios.

Durante 2020 los investigadores reportaron al Sistema de Informes Académicos de Humanidades 116 productos de investigación y 11 de divulgación, seis de ellos fueron textos, y se publicaron 38 capítulos en libros, así como 44 artículos en revistas arbitradas, al menos 14 de ellos aparecen en revistas que están en el cuartil uno del SCImago Journal Rank Indicator, y otros 13 en el cuartil dos.

De junio de 2020 a octubre de 2021, refirió, se editaron ocho libros: seis títulos nuevos, una reimpresión y una segunda edición revisada y aumentada. Además, se publicaron (en papel y/o digital) ocho números de Crítica y cuatro de Diánoia, y se puso al corriente Crítica que tenía dos números de retraso.

Dijo que con la coordinación de la Oficina Jurídica de la UNAM se trata de resolver un viejo problema con el ISSN de Diánoia en el Instituto Nacional del Derecho de Autor; asimismo dio inicio un plan denominado Proyecto autosustentable para la reimpresión de libros con pago de derechos, cuyo fin es reimprimir algunos títulos importantes de las colecciones del Instituto, pero que requieren de la renovación del pago de derechos, la regularización en algunos casos en el pago de regalías, y la firma de nuevos convenios.

La idea básica es que las ventas que se generen de estos títulos se puedan reinvertir en el pago de derechos de otros títulos, con la finalidad de mantener en circulación libros filosóficamente relevantes y que siguen teniendo atractivo comercial, detalló.

En 2020 se adquirieron 28 equipos de cómputo, y este 2021 se están acondicionando tres salas del Instituto (Gaos, Salmerón y Villoro) con herramientas tecnológicas para estar en posibilidad de efectuar sesiones híbridas. Además, se encuentran en acondicionamiento los jardines internos y algunos pasillos con mobiliario y una velaria en uno de ellos, para contar con espacios de trabajo con ventilación, mencionó.

En su intervención, Guadalupe Valencia García apuntó que mucho de lo informado por el director del Instituto es resultado del trabajo colaborativo, como una forma de ejercicio de la pluralidad y democracia.

Reconoció el trabajo y los esfuerzos de la comunidad del Instituto para erradicar la violencia contra las mujeres, la cual “desgraciadamente está presente en nuestra sociedad y la UNAM no es la excepción, sin embargo, la Universidad ha decidido tomar cartas en el asunto y el mismo director del IIFs se ha comprometido en impulsar y crear mecanismos, e impulsar iniciativas y propuestas para contribuir a la prevención y erradicación de esas conductas”.