Pluralidad, uno de sus rasgos

Conjunción de talentos en el Diccionario de Justicia

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Traza una serie de conceptos vinculados con los ámbitos jurídico, filosófico y de las ciencias sociales

Leticia Olvera, 07 de mayo de 2018

Todos alguna vez hemos hecho alguna demanda de justicia y en ese sentido podemos decir que es un tema que atañe a toda la gente, pues a lo largo de la historia ha estado presente, tanto en lo púbico como en lo privado.

De modo que tratar este concepto implica introducir términos que se relacionan e interactúan con él. De ahí la pertinencia de elaborar un Diccionario de Justicia, cuyo propósito es precisamente trazar una serie de conceptos en torno a ésta, pero no sólo los de por sí vinculados como los jurídicos, sino también otros de índole filosófica o del campo de las ciencias sociales.

El texto, publicado por Siglo XXI, fue editado por Carlos Pereda Failache, investigador emérito del Instituto de Investigaciones Filosóficas (IIF), quien explicó que fue realizado por un grupo de académicos de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y del IIF, quienes solicitaron la colaboración de 133 investigadores de América Latina para elaborar las entradas que contiene el diccionario.

Aunque no todos los autores se vinculan directamente con Latinoamérica en su trabajo, de algún modo tienen una perspectiva de justicia desde esta región, subrayó.

Incluye términos como argumentación jurídica, autonomía, autoridad, bien común, bienestar, bioética, capital social, ciudadanía, democracia, feminismo, fraternidad, identidad, igualdad, imparcialidad, laicidad, y marxismo, entre otros.

Espacio amplio

El volumen incluye conceptos como argumentación jurídica, autonomía, autoridad, bien común, bienestar, bioética, capital social, ciudadanía, democracia, feminismo, fraternidad, identidad, igualdad, imparcialidad, laicidad, legalidad, liberalismo, marxismo, memoria histórica, mercado, entre otros, refirió.

Así, el diccionario constituye un espacio amplio de términos y algo importante es que cada uno de los colaboradores redactó un concepto desde su perspectiva. “De este modo, lo que encontraremos no es una teoría de la justicia, sino una justicia expresada en una pluralidad de términos, algunas ideas incluso pueden ser contradictorias. En cada caso el lector podrá sacar sus propias conclusiones”, puntualizó.

“Hemos tratado de abarcar un horizonte muy amplio e incluir términos que atañen tanto a la justicia privada como a la pública. Por ejemplo, el primer concepto que aparece en el diccionario es acción afirmativa como una manera de restablecer injusticias pasadas en un grupo de personas o en una sola”, apuntó Pereda Failache.

También se incluyen otros como razón, reconocimiento o virtudes cívicas que en este momento resultan esenciales en nuestro país, aseguró.

Incorpora términos nuevos como populismo o poscolonialismo, pero además tradicionales como guerra justa, bien común, reconciliación y mercado, abundó.

Este trabajo contó con la coordinación editorial de Julieta Marcone, María Teresa Muñoz y Sergio Ortiz Leroux. Los especialistas que participaron en la formulación de 133 de los conceptos que contiene el diccionario son juristas, filósofos, economistas e historiadores, entre otros.

Aunque parece una obra muy especializada, fue escrita de manera muy clara, de modo que no sólo está dirigida a estudiantes universitarios sino que también es accesible al público en general, indicó.

“Hasta el momento, los comentarios que hemos recibido sobre el diccionario son muy positivos y se han generado nuevas ideas en torno a términos que se podría pensar ya han sido muy analizados, como feminismo, desobediencia civil, comunitarismo o multiculturalismo”, mencionó.

“Creo que tenemos un gran libro que sin duda nos llevará a pensar mejor en la justicia, sus vertientes y todos los ámbitos donde está presente”, concluyó.