Seguimiento a huracanes, frentes fríos, incendios forestales...

Abre Laboratorio Nacional de Observación de la Tierra

Se reciben imágenes de ocho satélites con las cuales pueden prevenirse riesgos de desastres naturales

El rector Enrique Graue Wiechers inauguró el Laboratorio Nacional de Observación de la Tierra (LANOT), que recibe imágenes de ocho satélites, con las cuales pueden darse alertas tempranas y prevenir riesgos de desastres naturales por incendios, tormentas severas, huracanes, entre otras.

Acompañado de Paloma Merodio, vicepresidenta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi); Alfredo Barrera, rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, y Enrique Flores, director adjunto de Oceanografía, Hidrografía y Meteorología de la Secretaría de Marina, Graue Wiechers recorrió las instalaciones en las que diariamente se reciben 2.7 teras (un tera equivale a un millón de megabytes) de información, que se distribuyen en tiempo real por medio de una página de Internet, y se da acceso directo a sus servidores a dependencias que requieren de estos datos.

Allí observó que cada 15 minutos se reciben imágenes del Hemisferio Occidental completo; que cada cinco minutos tiene nueva información de toda Norteamérica y que se puede dar seguimiento regional por minuto a huracanes, frentes fríos, incendios forestales, detección de tormentas eléctricas y eventos astronómicos como los eclipses o la actividad solar.

Además, recibe información del Solar Ultraviolet Imager, un telescopio que capta imágenes del Sol.

Manuel Suárez Lastra, director del Instituto de Geografía (IGg), expuso que con todas las imágenes se generan diariamente productos para conocer el territorio nacional, sus recursos y procesos físicos que benefician o amenazan a la sociedad.

“Permiten observar los procesos dinámicos de los mares, la atmósfera, las diferentes cubiertas vegetales y sus cambios en el corto, mediano y largo plazos, además del monitoreo de incendios, de la actividad eruptiva y de accidentes industriales de gran tamaño. Todo esto permite disminuir riesgos y prevenir desastres, lo que incide en temas de seguridad nacional”, recalcó.

El laboratorio, prosiguió, forma parte de un consorcio conformado por el IGg, el Inegi, la Secretaría de Marina, la Universidad Autónoma del Estado de México, el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, el Centro Nacional para la Prevención de Desastres y el Servicio Meteorológico Nacional, entre otros.

Entre sus metas, añadió, está ampliar su capacidad de almacenamiento de información; tener acercamiento con la Agencia Espacial Europea para conseguir imágenes de radar; así como establecer mayor vinculación con otros laboratorios nacionales como los de Ciencias de la Sostenibilidad, el de Buques Oceanográficos y el de Clima Espacial, entre otros.

Para toma de decisiones

A su vez, William Lee Alardín, coordinador de la Investigación Científica, celebró este nuevo laboratorio –que cuenta con financiamiento del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología– y que se suma a los más de 30 laboratorios nacionales en los que participa la UNAM.

El monitoreo con satélites, subrayó, es sumamente importante pues ayuda a la toma de decisiones a partir de información oportuna, en temas de seguridad nacional.

Asimismo, destacó que el trabajo del LANOT es muestra de la política de datos abiertos, los cuales se busca que estén disponibles a diferentes sectores lo más rápido posible.

Además, hubo una presentación ante medios de comunicación en la que participaron Manuel Suárez; Jorge Prado, coordinador del LANOT, y Gabriela Gómez, también del laboratorio.

También podría gustarte