Cobain, trascendente a 25 años de su muerte

Kurt Cobain y Nirvana pueden situarse como figuras centrales del rock alternativo o independiente de la década del noventa del siglo pasado; el músico murió el 5 de abril de 1994, aunque su cuerpo fue encontrado tres días después

Nirvana y Kurt Cobain pueden situarse como unas de las figuras centrales del rock alternativo o independiente de la década del noventa del siglo pasado, consideró José Miguel Ordoñez, académico de la Facultad de Música de la UNAM.

Asiduo escucha del género, el guitarrista considera que el término sigue siendo vagamente definido, “pero se caracteriza por una separación de las prácticas comerciales y la lucha por mantener el control creativo de los artistas sobre su obra.

El rock alternativo o independiente es un género de música popular que contó con un enorme éxito comercial, paradójicamente. Creado alrededor de 1980 en Reino Unido, donde se recopilaban las listas de artistas independientes.

Sin embargo una de las características musicales de Nirvana es mantener el equilibrio entre la sencillez del pop con el ruido y la distorsión del rock pesado, ello permite estar en el gusto de públicos amplios. Asimismo, letras sensibles y emotivas enmascaradas en la aspereza y densidad sonora.

Además, la preocupación por la “autenticidad” y la imagen de gente común de sus artistas. Estas características constituyen un conjunto compartido de estéticas comunes al género, detalló Ordoñez.

Renuente a referirse a Kurt Cobain en particular, “un personaje central de la cultura musical y social de su época ya que es imposible no caer en cierta parcialidad”, el profesor de la asignatura Guitarra y Armonía prefiere definir el Grunge, un subgénero del rock, y a expresar algunos conceptos de la música de Nirvana.

Cobain murió a los 27 años el 5 de abril de 1994, al dispararse con una escopeta en la cabeza, cinco meses después de dar el concierto MTV Unplugged in New York, momento icónico para una generación.

El género, recordó el músico, nació en Seattle a finales de los años 80. Está basado en el rock clásico de melodías claras y convencionales, mezcló con el punk (apatía y desencanto) y el Heavy Metal (con un sonido energético y rítmico). Se caracteriza por el predominio sonoro denso y obscuro de guitarras distorsionadas y letras que reflejan un pesimismo hacia el futuro. Entre los discos fundamentales de ese género están Nevermind de Nirvana, Ten de Pearl Jam y Nothing Shocking de Jane’s Addiction entre otros.

Los tres álbumes de estudio de la banda, Bleach de 1989, Nevermind de 1991, e In Utero de 1993, son seminales en la perspectiva de las bandas y géneros de rock posteriores. Además, muestran el desarrollo de Cobain como compositor y letrista.

Nevermind definió el sonido del rock de la primera mitad de los años noventa. También fue el primer intento de un sello comercial para vender “grunge”. “Creo que el sonido de Nirvana era más accesible que el de otras bandas; sus canciones tenían suficientes elementos pop convencionales y una estructura de canciones tradicional para atraer a las grandes audiencias. Como consecuencia, las grandes disqueras buscaron –como es común- bandas que se asemejaran a Nirvana”.

En relación con la vigencia del rock alternativo, Ordoñez consideró que “el término aún se usa para designar al rock de los 90 que se distinguen del mainstream como Nirvana, Soundgarden, Green Day, Pearl Jam, Jane’s Addiction, entre muchos otros pero que paradójicamente se volvieron una corriente con enorme éxito comercial.

Aun así, confesó, “no sabría decir si el término rock alternativo es vigente o si se puede aplicar en la actualidad a la sombra del desarrollo tecnológico. Tal vez puede referirse a aquellas bandas o géneros que, en un principio, no alcanzaron o no tuvieron acceso a los medios masivos y se mantenían en la esfera de lo independiente. Pero hoy en día el rock es un género fundamental y hegemónico de la musical popular”.