Escritura y exploración del cuerpo

La fenomenología de la danza en Manifiesto colectivo

Coreografía de movimientos reflexivos y reflexiones móviles en un video de media hora

Una coreografía de movimientos reflexivos y reflexiones móviles registrada en video de media hora, se transmitió el pasado lunes por las redes sociales de Danza UNAM como parte del Manifiesto colectivo del cuerpo danzante, documento elaborado por los integrantes del Seminario Permanente de Fenomenología de la Danza y Estudios de la Corporeidad, dirigido por Raissa Pomposo, coordinadora de la Cátedra Gloria Contreras en danza y sus vínculos interdisciplinarios.

Durante 26 sesiones se trabajó en dicho seminario para construir un manifiesto colectivo en el que se plasmara, mediante la escritura y la exploración, una o varias fenomenologías de la danza. El escrito se convirtió en una pieza ejecutada a distancia por medio de la plataforma Zoom.

Fue ésta una experiencia audiovisual en la que se exhibió el cuerpo en estado de danza, poética expresada en diferentes fragmentos corporales, gesto como fuente de escritura, exploraciones del cuerpo fenomenológico, danza como conocimiento del mundo y necesidad primaria. Un testimonio de libertad creativa donde convergen diferentes saberes y disciplinas.

Coreografía, mosaico de imágenes cercanas, algunas difusas y otras en circularidad corpórea. Todas ellas puentes de conexión y comunicación para pensar en comunidad desde las corporalidades, y percibir la vida como ritmo pulsante. Dieciséis modos de experimentar la danza desde casa, historias mínimas e íntimas de un presente encarnado, pases mágicos de manos giratorias a punto de elevar el vuelo, abrazos autocomplacientes, dedos entrelazados con lentitud y elegancia, pies desnudos y oscilantes. Todos, cuerpos llenos de espíritu y motivados.

Acción y pensamiento

Documento que prueba fehacientemente que “la distancia obligada por la pandemia de la Covid-19 no ha frenado la lectura, la escritura, el debate y la exploración”. Los usuarios tienen frente a su pantalla un manifiesto colectivo del cuerpo danzante, una apuesta visual a la diversificación de discursos que asumen a la danza como una categoría y estilo propiamente filosófico. La danza como acción y pensamiento.

Lo que uno observa en el video son cuerpos en rotación con la alteridad, cuerpos que comunican y crean a partir del movimiento. Del mismo modo se escuchan voces danzantes que encarnan una disposición hacia el conocimiento, y que luego se comparte en 16 tonalidades diferentes.

Luces, texturas y humedades que habitan en las cavidades de la piel son una pequeña muestra de las infinitas posibilidades de la concepción de la corporeidad. Lenguaje absolutamente universal que rumora: “Del silencio nacen las danzas, en apariencia deforme, torcida, orgánicamente quebrada, porque así se retuercen los cuerpos que quieren gritar, sin más razón de ser que la de decir ‘yo soy y sé que quiero ser’”.

En este manifiesto, Daniela Cruz, Lillian Quero, Rocío Becerril, Claudia Rodríguez, Gabriela Gallegos, Daniela García, Tanya González, Alejandra Márquez, Samantha López, Francisco López, Frida Pérez, Raissa Pomposo, Amelia Poveda, Melanie Robles, Gerardo Trujillo y Astrid Vidrio mostraron algunos de los matices del cuerpo y expresaron al unísono: “Si somos cuerpo, entonces somos danza latente, somos salto, giro y caída. Somos involucrados ética y profundamente. A la danza se le vive por entero, en carne viva con pensamiento implicado, y así nos abrimos a la fenomenología de la danza”.

El documento puede verse en Facebook: @UNAMDanza, Twitter: @DanzaUNAM e Instagram: @danzaunam.

Foto: Danza UNAM.
También podría gustarte