Estación Emblemática en la Línea 3

Caleidoscopio de la vida universitaria, en el Metro

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Viaje de 100 años por imágenes que refieren al quehacer docente, científico y cultural de la UNAM

Laura Romero, 12 de febrero de 2018

En la estación Universidad del Sistema de Transporte Colectivo Metro inician y terminan travesías cotidianas para miles de usuarios. Pero ahí también da comienzo un viaje por 100 años de imágenes que reflejan la riqueza de la UNAM y cómo cumple a cabalidad sus funciones sustantivas: docencia, investigación, extensión de la cultura y deporte.

Gracias a la creación de la Estación Emblemática Metro Universidad, con sólo un vistazo quienes por ahí transitan pueden tener una idea de las actividades que se desarrollan dentro de las instalaciones de esta casa de estudios, como la ciencia, las humanidades, la cultura y los deportes, y, al mismo tiempo, de la riqueza natural que resguarda en su reserva ecológica.

Foto: Juan Antonio López.

Juego visual

Minerva Anguiano, curadora de la exposición permanente que engalana muretes, taludes, escaleras y elevadores de esa terminal de la Línea 3 del Metro, refirió que resolver la muestra visualmente fue un reto. Luego de un trabajo colegiado e interdisciplinario se decidió utilizar el recurso plástico del collage –que se usó durante la vanguardia artística de principios del siglo XX–, que hace referencia a la construcción de un discurso a partir del juego de imágenes, de fragmentos líricos, metafóricos, y no necesariamente de discursos totales o absolutos.

De ese modo, no sólo se logró que el receptor construya un discurso que apele a su propia subjetividad, sino que además se pudieron integrar los distintos bancos de imágenes y colecciones con que cuenta la UNAM y que son tan disímiles. Con el collage se logró aglutinarlos, hacer un juego visual, y que dialogaran temporalidades (imágenes de casi un siglo y contemporáneas) y espacialidades.

La experta refirió que se buscó apelar a un público, en especial joven, que responde muy bien a este tipo de proyectos. Aunque en general los usuarios del Metro –sin importar edad– se detienen aunque sea brevemente y se cuestionan por qué una imagen está así, por qué hay un color y no otro, y tratan de hacer la lectura polivocálica y polisémica que permite el collage.

Anguiano destacó que el blanco y el negro tomaron gran importancia en esta propuesta. Ello ocurrió porque el espacio público se ha vuelto un lugar de propaganda, de comercio, de mercado, donde ya no se respeta el tránsito de la gente. “Saturar con estridencia cromática resultaba invasivo. De ahí la parte poética del blanco y negro, que permitiera al espectador sentirse abrazado y no necesariamente aplastado por el color en un espacio que de por sí es complicado”.

La exhibición incluye ocho taludes con murales, e imágenes en la taquilla, elevadores, muretes y escaleras, además de dos muros interactivos que hacen referencia a personajes y espacios icónicos, a documentos, a la vida en las aulas, a la ciencia y la cultura, así como a las especies de flora y fauna que habitan la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel.

En las trabes de la estación se incluyeron frases referentes a la educación y la juventud de figuras tan importantes como José Vasconcelos, Carlos Fuentes o José Emilio Pacheco, entre otros.

Si algún usuario desea tener información de la muestra puede acercarse a la taquilla, donde encontrará un QR que puede escanear con su dispositivo móvil y que lo llevará directo a un micrositio que contiene la explicación de cada imagen.

En la creación de la Estación Emblemática Metro Universidad participaron la Coordinación de Difusión Cultural, las direcciones generales de Divulgación de la Ciencia y de Deporte Universitario, así como las facultades de Arquitectura y de Artes y Diseño, y el Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación, bajo la coordinación de la Dirección General de Comunicación Social.