Convenio con el INEE

Impulso a la evaluación educativa en el país

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Formar especialistas y crear procesos innovadores son parte de las acciones conjuntas que se desarrollarán

Mirtha Hernández, 16 de abril de 2018

El rector Enrique Graue Wiechers y el consejero presidente de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Eduardo Backhoff Escudero, signaron un convenio para realizar proyectos conjuntos en favor de la educación del país que incluyan la formación de especialistas en evaluación y evaluaciones innovadoras.

Durante la firma del acuerdo, el rector expuso que la evaluación educativa es necesaria para la UNAM y para la nación. Planteó que se analizará diseñar una maestría en la materia que forme a los cuadros requeridos.

“En la Universidad estamos indudablemente comprometidos con este proceso. Todos los profesores y estudiantes son evaluados constantemente porque es la manera de poder discriminar conocimientos y detectar las oportunidades de mejora”, dijo Graue.

Educación superior

En tanto, Backhoff Escudero comentó que para el INEE es importante la relación con las instituciones de educación superior y en especial con la UNAM, pues cuenta con académicos muy valiosos.

Para el diseño de cada evaluación que el instituto realiza, expuso, requiere al menos unos cien especialistas y ello se complica al tener la obligación de analizar todos los componentes y resultados del sistema educativo mexicano. “Requerimos entonces de todos: economistas, abogados, biólogos, físicos, químicos, educadores”, señaló Backhoff.

En la reunión efectuada en la Torre de Rectoría, el consejero del INEE, Gilberto Guevara Niebla, refirió que la educación obligatoria en la nación atraviesa por un momento crítico y hay una urgencia por formar recursos humanos que la dirijan. Hoy en día la mayoría de estos cuadros provienen de otros sectores y no conocen los procesos y problemas educativos. “Faltan cuadros técnicos para el desarrollo curricular de la educación obligatoria”.

Con él coincidió la consejera Sylvia Schmelkes, quien expresó que se requiere vincular la educación superior con la básica. En el terreno de la evaluación, también hay un vacío significativo. “No tenemos profesionales formados en la materia y el riesgo que se corre es que estemos haciendo cosas que no necesariamente estén en la vanguardia del desarrollo”.

El acuerdo general, con vigencia de cinco años, considera que ambas instancias puedan darse asesoría académica y educativa; organicen cursos, talleres y seminarios en áreas de interés común; accedan a bancos de datos e información relacionada con los proyectos conjuntos e intercambien material bibliográfico.

En ese sentido, el consejero presidente del INEE ofreció que los académicos de la Universidad puedan acceder a bases de datos nacionales del sistema educativo, a fin de realizar investigaciones.

En la firma del documento estuvieron también el secretario general de la Universidad, Leonardo Lomelí Vanegas; el director general de Planeación, Enrique del Val Blanco, y el titular de la Coordinación de Desarrollo Educativo e Innovación Curricular, Melchor Sánchez Mendiola, así como funcionarios del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.