Mónica Valenciano, en la UNAM

Que resuenen los cuerpos, objetivo del arte dancístico

La bailadora española participó en el Festival Plural con un conversatorio, un taller y una presentación en el Chopo

Mónica Valenciano, figura de la danza contemporánea española, Premio Nacional de Danza 2012, bailadora y ensayista, como ella se define, habló de su quehacer y trayectoria en el Festival Plural, Encuentro de Escena y Pensamiento Iberoamericano 2019, en el Museo Universitario del Chopo.

El conversatorio fue llevado de la mano por la gestora cultural, editora y escritora Gabriela Halac. El eje principal del diálogo entre público y artista fue la reflexión sobre el cuerpo y la danza, el espacio y el movimiento.

Respecto al porqué de su profesión, Valenciano comentó que “generalmente el cuerpo baila pero no lo escuchamos ni vemos”. Por lo tanto, “la danza es volver a ver cómo respira el lenguaje”. Más que hablar de coreografías, la artista dijo preferir el término corpografías: secuencias y estrategias donde el objetivo es que resuenen los cuerpos.

También explicó el por qué considerarse ensayista debido a que no concibe su trabajo como un producto finalizado, sino como una obra que sigue sucediendo en el espacio y tiempo: “¿Dónde empezó lo que ocurre ahora?”, reflexionó.

 

Proceso creativo

Una de las preguntas del público giró en torno a su proceso creativo. Ella aseguró que todo está relacionado orgánicamente, que no hay diferencia entre escena y vida. “Yo voy plantando semillas por medio de dibujos, libros, movimientos y escrituras”. Aclaró además que “el espectador no es alguien a quien le enseñe algo, sino con quien comparto algo”.

Una interrogante importante del público hacia Valenciano fue por su cuidado personal. Ella dijo estar siempre pendiente de escuchar el cuerpo, que ésta es la mejor medida de autocuidado. “El cuerpo se autorregula como la naturaleza, si lo escuchas”, señaló.

Finalmente se le preguntó por sus primeros años en la danza, cómo fue aquel proceso. La bailadora confesó haber vivido un principio frustrante en el mundo artístico. “En la escuela de danza me decían que era buena para actuar pero no para la danza, y en la escuela de teatro que era buena para bailar pero no para la actuación”. Sin embargo, poco a poco fue ganando reconocimiento en el público español e internacional. “Cuando me llamaron diciendo que había ganado el Premio Nacional creí que era broma y les colgué”, compartió con la audiencia.

El conversatorio se sumó a otras dos actividades realizadas por Mónica Valenciano para el Festival Plural. La primera fue el taller El Cuerpo como Lugar de Aparición, donde el propósito fue la exploración del lenguaje corporal y la conexión entre voz y cuerpo, mientras que la segunda fue la presentación de la pieza Imprenta acústica en (14 borrones de una) aparición.

También podría gustarte